¿Realmente escuchas a tu profesor cuando está impartiendo su clase?

Si estás buscando un curso preparatorio para ingresar a la universidad, visita UNITIPS en donde podrás encontrar el curso que mejor se adapte a la universidad a la que deseas ingresar.

Recuerda que cuando llevas un buen historial académico y obtienes una alta puntuación en tu examen de ingreso podrás aspirar a ciertos estímulos como el solicitar una beca.

Si tienes esta oportunidad de ser un candidato, revisa las diversas opciones que tienes.

En mis caso cuando tramité una de las Becas UVM no solo fue un respiro en cuanto a las colegiaturas, sino que también resultó ser un aliciente y un compromiso que me mantuvo enfocado en mis estudios.

Y resulta ser que una de las aspectos que me ayudó a mantenerme enfocado (además de mantener la beca) era realmente estar “presente” en cada clase.

Esto me llevó entonces a cuestionarme de que si realmente uno escucha a la persona que está frente a ti.

Recuerda, escuchar es diferente a oír. Escuchar es prestar atención a lo que uno oye. En cuanto a oír es el percibir una cosa por medio del sentido del oído.

Así que la idea es escuchar… prestar atención para comprender la información.

Y para ello te comparto alguna de las estrategias que en su momento me ayudaron y que pueden hacer lo mismo por ti:

 

a) Escuchar el significado

Escuchar el significado es una forma de escucha activa. Los oyentes activos y atentos no solo prestan atención a las palabras, sino que también se enfocan en la intención de cada palabra: el mensaje que una palabra pretende comunicar.

Para descifrar mensajes, primero determina la idea central que se está comunicando.

Luego, presta mucha atención a las anécdotas, explicaciones y otros detalles destinados a aclarar el significado.

Mientras trabajas para mejorar las habilidades de escucha, siempre presta mucha atención al enfoque central de lo que se transmite.

Visita UNITIPS 

Mientras escuchas y una vez finalizada la tarea de escucha, verifica su comprensión.

¿Lo que aprendes tiene sentido dentro del contexto del tema o idea central que se está comunicando?

Monitorear y verificar la comprensión se asegura de que la estrategia de escucha activa está funcionando.

b) Ajusta tu estilo de tomar notas

Los oyentes ineficaces a menudo intentan anotar cada detalle de una clase. Tienen la impresión de que un esquema detallado equivale a buenas notas.

Los estudiantes que utilizan esta estrategia a menudo se desaniman cuando revisan sus notas solo para encontrar la amplitud, los detalles.

La falta de enfoque en su toma de notas es confuso y los deja incapaces de identificar temas centrales y temas importantes.

Los oyentes efectivos adaptan sus notas a los estilos de enseñanza de sus profesores y clases. Se centran en ideas centrales y anotan detalles que amplían o aclaran los conceptos centrales de una clase.

c) Aborda material difícil de entender

No es raro que los estudiantes se desconecten de los profesores cuando comienzan a hablar sobre temas complejos o confusos.

Incluso cuando es posible escuchar cada palabra durante una clase, puede ser muy difícil procesar conceptos confusos o complicados.

REFERENCIAS: YouTube || UVM || UNITIPS 

Los buenos oyentes aprovechan sus facultades mentales para procesar lo que se presenta.

Con estos tips, bien puedes irlos adaptando a tu nuevo curso y lo que vendrá en tus estudios futuros dentro de la universidad donde mucho de lo que venías haciendo se verá modificado.

Entradas creadas 38

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
shares